2 de febrero de 2017

Libros de 0 a 3 años

Hablando con mi buena amiga R. , ésta me comentaba que se había sorprendido mucho de que sus alumnos/as al llegar por primera vez al centro escolar no supieran pasar las páginas de un libro de cuentos. Anonadada me quedé, tanto que pensaba que era una broma. Pues no, realmente esto está pasando en la sociedad. Por lo que me comentó, los niños intentaban pasar la página como se pasa de página en una tablet... Y mi pregunta es ¿esto es bueno? Yo soy pro-tecnologías completamente, en casa tenemos Ipad, ebooks, ordenadores y móviles y mis hijos mayores los usan. Pero... de ahí a que mis hijos no toquen un libro... 
Bueno, pues hoy quiero contar un poco la forma en la que en nuestra casa 
nos relacionamos con los libros.
 Para empezar, tenemos una biblioteca infantil en toda regla... desde antes de casarnos ya comprábamos álbumes ilustrados y cuentos pensando en que en un futuro serían usados por niños. Era una inversión de futuro y seguimos invirtiendo. 
Los libros están a mano de nuestros hijos, tanto los libros para el mayor como para la pequeña A.C. de solo un año. 

Para no hacer muy extensa esta entrada voy a hablar sólo de los libros de 0-3 años. 
Desde que nacen, puedes dejarle a mano un libro (¡pero qué locura!); tranquilos, hablo de libros de tela sin piezas pequeñas y por supuesto bajo supervisión. Al nacer los niños no tienen aún desarrollado el sentido de la vista, por lo que me refiero a partir de los 3/6 meses en los que ya van diferenciando formas y colores. 
Mi cuñada A. nos regaló este libro  (enlace a Amazon)

Sleepy Bunny ( Pat the Bunny) Cloth Book

Y es genial. De tela, lavable y blandito. Una monería.

¿Lo mejor de este libro? 
Que a diferencia de algunos, este es completamente de tela, 
no tiene ninguna parte dura, porque la gran mayoría tiene una parte de plástico 
a modo de asa, y este para bebés no me gusta. 


A partir de los 6 meses su visión es más completa y pueden agarrar 
con facilidad objetos. Un libro genial es éste 

Mis siete colores preferidos, de Eric Gasté


Una cajita con 7 libros pequeños, de cartón duro
 cuyas páginas se pueden pasar con facilidad y 
con colores muy llamativos.

Y a partir del año os recomiendo este: 
Cuando sale el sol, de Gabriele Clima.
 Lo descubrimos gracias al Padrino de la familia y la verdad es que a A.C. le encanta. 


video

Con un dedito en cada página puede interactuar



Más adelante seguiré hablando sobre libros infantiles

Mami C. 


1 comentario:

  1. Fíjate que yo, sin tener hijos ni previsión futura de tenerlos :'(, pienso que, si los tuviera, les compraría libros desde enanos. Porque los libros son importantes. Y, pienso, que si se acostumbran y aprenden a disfrutar de ellos desde pequeños, quizás luego continúen con ese... "hábito". De hecho, cuando Empe tuvo a su peque me harté de mirar libros de tela de los que dices y hasta otros que eran para la bañera que me resultaron super chulis :D. Lo que pasa es que luego me decanté por regalarle mejor algo que ella quisiera. Así que me habló de una cosa que le hacía ilusión y eso que le compré.

    Pero es cierto lo que dices. La gente lee cada vez menos. Duelen los ojos a veces. Ya no sólo de leer lo que te escriben por móvil. También los mails que te mandan al curro... Y lo peor es que quienes los mandan los escriben así porque creen que están bien escritos como están. O sea... ni siquieran se dan cuenta de los fallos. Son incapaces de reconocerlos.

    No hace mucho, vi una imagen de uno que le había escrito a Pérez-Reverte por twitter, diciéndole algo así como "qué hacemos con esto". Y mandaba una foto de un texto de su hija en el que su hija había escrito correctamente una palabra (que ahora mismo no recuerdo cuál era) y la profesora se la había "corregido" para mal. ¡De locos!. Y lo peor es que fijo que era cierto. Ya he encontrado la noticia. Te la dejo por si quieres curiosear.

    Así que haces más que bien en enseñar a tus hijos a disfrutar de los libros para que el día de mañana cuando les caiga en gracia una seño de éstas puedan decirles con todas las de la ley: "Señorita, usted será muy señorita, pero no sabe hacer la "o" con un canuto. Póngamelo mal si quiere. Pero eso está mal escrito"

    Sin embargo, y no sé qué pensarás al respecto, creo que lo bueno es que aprendan a leer así. Por gusto. Que les dejes libros o que los elijan ellos y que los cojan cuando quieran o no. No entiendo la asignatura esta que hay ahora de "fomento de la lectura". Estoy de acuerdo en que leer es importante, como ya he dicho. Pero yo creo que a un niño, sobre todo a ciertas edades, lo peor que puedes hacer es obligarle a algo. Meter la lectura que es algo que deberían inferir como ocio, disfrute, placer y esparcimiento como una obligación impuesta como cualquier otra asignatura más del cole... Me parece que más que fomentar la lectura lo que puede hacer es justo lo contrario. Que por loles en este cuatrimestre te tengas que leer un libro concreto que a lo mejor a ti ni te va ni te viene pues... No sé... Pienso que puede desmotivar más que motivar. Que muchas veces tendemos a asociar las cosas a otras y luego, simplemente, cuando tenemos la opción de elegir de verdad, dejamos de hacer esas cosas por el recuerdo que nos traen (yo misma iba de pequeña a natación porque tenía la espalda desviada y no me gustaba nada ir, lo odiaba, cuando ya fui mayor y se me corrigió lo de la espalda, no sólo dejé de ir a natación sino que, hoy por hoy, sólo nado cuando lo considero estrictamente necesario, porque no disfruto con ello. Igual, si no hubiera tenido que ir por narices a la piscina, ahora, quizás, me gustaría más)

    En fin... nos leemos guapi.

    Besitos ^^

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy importante para mí ¡gracias por comentar!