1 de noviembre de 2019

A Billy le gustan los números

Hoy os traigo un libro muy bonito para trabajar en infantil con los alumnos de cinco años.

A Billy le gustan los números, de la Editorial SM.




Lo he usado en clase con mis alumnos, sobre todo para mi alumno de origen inglés, que pronuncia mucho mejor que yo, jeje. Y así hemos podido aprender de él y él también los números en español. Es un recurso muy bueno, tiene unos dibujos muy llamativos y el material es muy resistente. 
¡Un gran acierto para el aula!
Gracias a SM por su labor educativa de fomento de la lectura con 
Hacemos Lectores. 

11 de octubre de 2019

Día del Flamenco en Infantil


El otro día subí una foto a instagram de una actividad que elaboré para las oposiciones de infantil y cuya idea surgió de mi preparador Cristóbal en una de las clases de los viernes. Ha gustado tanto que he decidido compartir el material para que lo podáis elaborar para vuestras aulas. Creo que se puede hacer para cualquier nivel, a mi alumnado de cinco años le ha encantado. 
Se trabaja el flamenco en las aulas como Patrimonio Cultural inmaterial de la Humanidad el día 16 de noviembre. Más abajo podéis descargar el material para imprimir, colorear y plastificar.








Materiales:
Plastificadora
Láminas para plastificar
3 piezas de cartón reutilizado
Velcro blanco
Pegamento de contacto
Tela de fieltro del color que queráis 
Cajita para meter los dibujos.

Descargar material para imprimir.

¿Cómo se utiliza?
Es muy sencillo.
Pueden colocarse varios elementos del flamenco (quejío, palmas, taconeo, palillos y bailaora). Por grupos o de forma individual, los alumnos/as representarán las acciones que ven en orden. A quien lo haga muy bien le aplaudirán y le tocará ser quien coloque la nueva secuencia en el musicograma/franelograma. A los niños/as les gustó mucho, aprendimos vocabulario del flamenco, bailaron y lo pasaron genial, se rieron muchísimo con el quejío. 


Espero que os sirva, ¡ya me contaréis qué tal la experiencia!

Seño Ceci



28 de agosto de 2019

Plantilla organizar menú semanal

Buenos días, hoy os enseño esta plantilla que hice para el menú semanal de casa y que tengo colgada en nuestro Corcho en la Cocina.

Es una plantilla personal, pero si alguien está interesado en obtener una con su nombre personalizado que me deje un comentario y le mando la plantilla para descargar personalizada.

¿Os gusta? 

Además voy a usar como referente a Alejandra del Río y su página Menú saludable para todos, ya que tiene muchas ideas y actualiza a menudo su página. 
También podéis seguirla en Facebook e Instagram y leer una entrevista que le hice en el blog hace algún tiempo. 

11 de agosto de 2019

Reseña Primos S.A. de María Menéndez-Ponte

Hoy os traigo reseña nueva. 
Se trata de Primos S.A. de María Menéndez-Ponte, de la Editorial SM.

      Primos S.A. nos trae la primera historia de varios primos de edades comprendidas entre los 9 y los 12 años durante el verano que pasan juntos en una finca en Segovia.
     La historia en principio parece que va a tener buena intriga y suspense, pero a medida que vas leyendo se suceden hechos bastante oscuros, lo cual para mi gusto no son historias para la edad hacia la que van destinadas, mi hijo va a cumplir 10 años y está recomendado para niños de 10 a 12 y yo no lo veo adecuado hasta los doce o trece años por algunos temas que trata como los sacrificios y tampoco el “mote” a uno de los personajes como “el Negro”.
Me ha costado leerlo porque usa un lenguaje a veces coloquial y muchas veces palabras muy complicadas.


Hablando de traficantes de drogas, asesinos... No lo veo para esta edad.


¿Un cordero degollado chorreando sangre? 






La verdad es que no me ha gustado leerlo, no me ha enganchado y a veces la trama se hacía repetitiva y lenta. 

Lo que sí me ha gustado han sido sus imágenes, los dibujos son preciosos y muy llamativos lo cual a su simple vista puede parecer un libro para niños más pequeños y no lo es.
Recomiendo su lectura a partir de 12 años.


Post colaborativo con la Editorial SM y su Proyecto Hacemos Lectores.


18 de julio de 2019

Oposiciones de Educación Infantil

Hacía tiempo que quería volver al blog, y no sabía con qué entrada iba a volver. Y me parece increíble que esté escribiendo esto:

TENGO PLAZA COMO FUNCIONARIA EN PRÁCTICAS 
DE MAESTRA DE EDUCACIÓN INFANTIL

La primera vez que me presenté a oposiciones fue el año 2007, en ese caso salieron unas 800 plazas y fue una oposición de tipo transitoria para interinos prácticamente. 
Me preparé en una academia y me fue muy mal porque la persona que me preparó no lo hizo bien ni aconsejó debidamente. Batacazo, ni aprobé si quiera. 

En 2008 empecé a trabajar sustituyendo en la bolsa de Religión y en 2009 volvieron a convocar oposiciones a las que me presenté. Estaba embarazada por primera vez, y ese año no estudié y me preparé por mi cuenta, pero me tocó un tema que pude defender y saqué un 8,70 en el tema, pero en programación y unidad, como no iba preparada, saqué una nota baja. Ese año entré en bolsa pero no me llamaron... 

En 2011, con mi hijo Antonio con casi 2 años, me volví a presentar, llevaba todo el temario, incluído los temas que no me gustaban mucho. Me tocó un tribunal exigente y tuve buena nota en el escrito y en la parte oral, pero de las 12 plazas que había, yo me quedé la 14. Fue duro y pensaba que al menos me llamarían de la bolsa pero no fue así. 

En 2013 volví a presentarme, con Antonio de casi 4 años y Luisito con meses... Volví a matarme a estudiar, llevaba todos los temas, fue una oposición en la que ya había criba en el escrito y pasé al segundo, hice una buena exposición y tenía un baremo de 7,5, pero el tribunal tenía acceso libre a los baremos y cuando salió mi nota vi un 4,96 en programación (en 2011 con la misma programación y un tribunal duro saqué un 7,5) y un 4,86 en la unidad. Por lo que no me hicieron media con el baremo, ya que si tenía un 5,00.... Me llevaba la plaza. 
No fui a reclamar porque sabía que no iban a cambiar mi nota, pero no sé en qué se basaron para ponerme un 4,96... porque lo hice bien. Ese año fue muy frustrante, me quedé en bolsa pero tampoco me llamaron. 

En 2015 estaba embarazada de Ana, tuve un embarazo malísimo durante los primeros 5 meses, que coincidieron con las oposiciones, y el mismo día del examen escrito me levanté vomitando, por lo que ya iba mal. Me tocaron dos temas que no me gustaron mucho y no pasé el primero, de todas formas, solo sacaron 100 plazas, por lo que las posibilidades eran mínimas. Seguía estando en la bolsa, pero muy lejos sin esperanzas de que me llamaran...

En 2017 empecé a prepararme con Cristóbal en una academia, me lo había recomendado el preparador de mi amigo Dani y también dos compañeras del cole se habían preparado con él. Empecé con mucho ánimo y muchas ganas porque parecía que iban a sacar muchas plazas ya que el año anterior solo habían sacado 100. Pues llegando diciembre ya, después de casi 4 meses preparando... dijeron que no iban a convocar oposiciones para mi especialidad. Batacazo de nuevo. Fue un palo muy gordo porque ya hasta 2019 no iban a sacar. 

En 2019 teníamos la esperanza que después de tanto tiempo en el que solo habían sacado 100 plazas, sacarían al menos 800 o más. Y en un primer momento dijeron que iban a sacar 325 plazas, después de muchos meses preparándome en la academia, todos los viernes después de toda la semana trabajando... Y cuando salió la convocatoria subieron algunas más, 450 al final, 405 para el turno general y 45 para el turno de discapacidad. 
Este año partía con una ventaja grande, mi baremo había llegado a 10 (de lo cual me di cuenta cuando hice la relación de méritos en junio, ya que había calculado un 9,5). Y no podía desaprovecharlo.
Han sido muchas horas de preparación, 11 meses intensos de estudio, en huecos, en horas muy tempranas de fines de semana, poniendo a prueba a la familia... Ha sido muy duro irme a estudiar a la biblioteca y dejar a mi marido y los tres niños en casa, irme sin teléfono móvil para no tener distracciones, llegar a las 9 de la noche entre semana,  casi cuando los niños estaban acostados... Muy duro. Mucho sufrimiento, mucha impotencia, mucha incertidumbre... Y mucho esfuerzo, porque a pesar de lo difícil que ha sido, ya que en mi tribunal había muchísimo nivel y muchos interinos con notas altas, al final, lo he logrado. 

Ahora cierro una etapa de mi vida, aunque voy a seguir trabajando en el mismo sector, ya no voy a estar a expensas de lo que el gobierno de turno decida sobre la religión en los centros, y voy a poder por fin ejercer de lo que me gusta, de lo que estudié en mi carrera y de lo que llevo más de doce años de mi vida preparándome...

Comienza un nuevo camino y me gusta compartirlo con vosotros y vosotras.

Sé que hay muchas personas que se han quedado a las puertas, algunas de ellas son de mis mejores amigas y sé que no es justo, como tampoco lo fue el año 2011 o el 2013 en mi caso. Aunque a esas personas ya se lo he dicho, lo importante es no desistir. Yo tenía un trabajo a 8 minutos de mi casa en el que estaba a gusto y me gustaba, y con tres niños pequeños y realmente hay mucha gente que en mi situación y por comodidad ni siquiera lo ha intentado. Pero yo no soy así, yo he seguido presentándome convocatoria tras convocatoria, con esfuerzo y sufrimiento, pero nunca he tirado la toalla. No la tiréis vosotros/as, porque, al final, como me han repetido mil veces desde ayer, todo esfuerzo tiene su recompensa. 

                                               Media Escrito  Sup. Práctico     Tema                  Media Oral       Defensa Progr,    Defensa Unidad   Nota Media 
Mis notas 

Puesto 144 de 450 en la Comunidad Autónoma de Andalucía


¡¡¡¡Por fin!!!!
Soy funcionaria en prácticas


Dejo atrás muchos años de experiencias, la mayoría gratificantes, algunas para olvidar. 
Y a muchos compañeros y compañeras a los que voy a echar mucho de menos, ya que han sido 6 cursos juntos. Pero la vida sigue y nunca se sabe lo que mañana traerá la marea...

Gracias a todas las personas que me han apoyado y aguantado, mi familia, mis amigos y amigas y en especial a mi marido, que ha sido una prueba de fuego para nuestra vida. 

La semana que viene saldrá el destino al que me envían... ¡ya os contaré!

13 de mayo de 2019

Los escribidores de cartas, de Beatriz Osés García

Los escribidores de cartas ha sido premiado con el Premio Barco de Vapor 2019 y he de decir que es un premio bien merecido.
Me ha gustado por muchas razones y creo que , al igual que Color Morado Traidor, este también es un libro para el verano.

¿De qué va el libro? 
Los escribidores de cartas es la historia de una niña llamada Iria y su abuelo Federico, el cartero del pueblo que está a punto de perder su empleo ya que ya nadie escribe cartas.
Iria pone en marcha un plan junto a sus dos amigos para cambiar esta situación y las aventuras empiezan a suceder una detrás de otra para conseguir su objetivo.

Me ha encantado la variedad de personajes, tan reales y sencillos, tan humanos. Cada uno con sus preocupaciones pero con algo en común: la necesidad de escribir cartas.
Me ha gustado mucho cómo ha descrito la vida en el pueblo, donde todo el mundo se conoce pero existen pequeños secretos, donde la naturaleza está presente, donde los niños y niñas pueden pasear tranquilamente.
Este libro tiene una clave importante y son sus numerosos diálogos, que hacen que la narración sea muy viva y rápida.
Los tres amigos

Es una edición muy bonita, llamativa y con letra grande.

Autor: Beatriz Osés García
IlustradorKike Ibáñez
 Serie Naranja
Número de páginas: 120
Código ISBN: 9788491826712

Gracias a la editorial SM por esta lectura
Hace mucho tiempo fui una gran escribidora de cartas, allá en mi adolescencia tenía muchos amigos y amigas por carta y aún conservo amigos de aquella época dorada. Hoy en día con las mensajerías de Whatsapp y los emails, este tipo de comunicación está obsoleta. 

Con la lectura de este libro me ha entrado el gusanillo de ir a comprar sellos para escribir cartas o postales, lo cual seguro haré este verano aprovechando las vacaciones. Además quiero involucrar a mis hijos en esta tarea ya que creo que esta práctica no debería perderse. 

Una actividad motivadora de animación a la lectura que podría hacerse a raíz de la lectura de este libro en los colegios de Educación Infantil y Primaria es hacer correspondencia entre los centros educativos de distintas provincias. 

Os recomiendo muchísimo este libro y ojalá lo recomienden en los colegios para su lectura en verano. 

Aquí podéis leer el primer capítulo y comprar el libro. 

PD: ¡¡¡¡¡qué ganas de que llegue el verano!!!!!!

1 de abril de 2019

Cerrado

Chimpún.
No creo que deba dar más explicaciones que lo que veis en la imagen. 
Aunque no dedico muchas horas al blog, sí que estoy muy pendiente de él 
y me quita actualmente un tiempo que no sé de dónde sacar ya.
Si hay alguna cosa importante lo escribiré pero no creo que se dé el caso.
Lo mismo digo de redes, Instagram, Facebook y Twitter desaparecen de mi móvil. 
No es que tenga muchas esperanzas con las plazas que han salido de mi especialidad
pero habrá que intentarlo. Quedan apenas dos meses y medio para el 
examen y creo que debo apartar ciertos puntos.
Ya tendréis noticias mías.





27 de marzo de 2019

Los premios Madresfera

Hola a todos y todas. Algunos me habéis preguntado y otros lo habéis visto ya por las redes. 
No hubo suerte con el premio para el blog, en cambio María Ángeles, otra bloguera de Málaga se trajo el premio en la categoría de Educación con su blog Aprendiendo con Julia en la que estaba como finalista. 

Decir que no me he llevado ningún chasco ni ninguna desilusión porque, a pesar de llegar a la final, sabía que no tenía posibilidades (por mucho que dijeran a mi alrededor que sí, jeje, gracias por los ánimos). 
La semana anterior al viaje estuve bastante chof con situaciones ajenas que no vienen al caso y la verdad es que estaba decaída y me costó ilusionarme mucho. Luego me fui animando al ver a muchas blogueras maravillosas compartiendo emoción contagiosa a través de las redes. 

Era mi primer MBDAY en directo y puedo decir que lo disfruté desde el momento en el que me subí al tren y vi por stories a María de Las Aventuras de una Mamá Novata que estaba sentada dos sitios delante y hasta que llegamos de vuelta a la estación de Atocha y me crucé con Carlos de Un Papá como Vader. 

Me puse un poco nerviosa porque tenía muchas ganas de conocer a mucha gente y hablar y hablar, y hacernos fotos... Fue como si de repente alguien hubiese volcado en el Hotel Rafael Atocha a mis contactos de Instagram y Twitter. 
Entrar en la recepción, hacerte la foto inicial con el cartel de la entrada ya conlleva nervios.

Es bastante difícil hacer un resumen del día, porque entre ponencias estupendas, charlas, comida, firma de libros, fotos, más fotos... podría dejarme mucho atrás. 
Quiero decir que me parece muy admirable montar este evento, primero porque la realidad es que el evento se monta para y por los blogueros y blogueras. Que se prepararon muchísimas cosas y que todo salió muy bien. Que la diversión y el humor impregnaron el evento, desde el primer video que nos pusieron realizado con mucho amor por los organizadores, hasta el último con la canción de buenos días Madresfera.




















Ahí os dejo fotos, que muestran parte de lo vivido allí. 
Me faltan muchas fotos con muchos, pero sé que esto es solo el principio de una bonita tradición.

Gracias Madresfera




La Gata Gala, de SM

     La Gata Gala es un libro para niños y niñas a partir de 18 meses.
Gala es una gatita suave que en cada página podrás encontrar de una forma muy singular, a través del tacto. Cada ilustración tiene más de quince gatitos parecidos a Gala, pero solo ella es suave al tacto. 
Un libro para disfrutar contando y tocando junto a tu peque. 
Los colores son muy llamativos y sólidos. 
La páginas son de cartón, lo cual hace que sea resistente y duradero para esta edad. 
Su ilustradora es Yayo Kawamura, a la que seguro conoceréis de otros cuentos como Pepe&Mila.

 A mi peque de tres años le gusta mucho encontrar a Gala con la manita.

Autor: Yayo Kawamura Ilustrador: Yayo Kawamura
Número de páginas: 12
Código ISBN: 9788491079705
Código interno SM: 189954 Tipo libro: Primeros aprendizajes
Formato: Papel
Encuadernación: Cartón


Gracias SM por su iniciativa en #hacemoslectores
Hacemos Lectores


26 de marzo de 2019

Periodo de adaptación en el colegio

     Ahora que está a punto de acabar el periodo de solicitud de matriculación en los colegios hay muchas familias que sienten bastante incertidumbre en cuanto al tema de si sus hijos e hijas se adaptarán a la escuela. 
Lo primero que hay que tener en cuenta para este tema es que existe un periodo de adaptación, a solicitud de las familias que lo deseen, para que este proceso se dé de forma gradual. 


¿Qué es el periodo de adaptación?
✩✩✩✩✩✩✩✩✩✩✩✩✩✩✩
     El proceso de adaptación debe ser planificado pedagógicamente debido a la gran importancia que tiene para el niño/a. Familia y escuela son los responsables de que este momento escolar se desarrolle en unas condiciones beneficiosas para los niños/as. 
     El apego se define como "el primer lazo afectivo que el niño/a establece con la persona que pasa más tiempo a su lado" (madre o la persona que desempeñe esta función). 
Cuando el niño o la niña de 3 años, o en algunos casos con todavía dos años como ocurrió con mis tres hijos porque han nacido a finales de año, se incorpora al mundo escolar, sufre una separación importante, rompe de algún modo ese lazo afectivo que he nombrado con la figura de apego y ello genera un conflicto. La forma en la que se soluciona este conflicto, el tiempo que se emplea para que asimile de manera correcta y feliz la "ruptura" con la figura de apego, es el llamado periodo de adaptación.
     Entrar en la escuela supone un gran cambio, sale de su mundo familiar donde tiene un ambiente de seguridad, con códigos establecidos y roles determinados y conocidos, un ambiente en el que se siente protegido y centro de la atención familiar... a un lugar distinto, va a convertirse en el punto de mira del resto de la familia, con preguntas, preparativos... Y se le introduce en el mundo escolar, donde se le considera como uno o una más del grupo, en un espacio diferente, objetos diferentes, normas diferentes, con personas que no conoce...
     Hay que tener muy claro que es el niño/a quien tiene que superar, internamente, estos cambios. Tiene que ir conquistando, autoafirmarse, saliendo poco a poco de su egocentrismo, independizándose de sus figuras de apego para construir su mundo interno y evaluar, contrapesar esta separación de forma que la acepte de forma interna. 
¿Qué sentimientos provoca esta separación?
 Esta separación provoca sentimientos de dolor, miedos, incertidumbre, abandono... generando en la mayoría de los casos, manifestaciones de "protesta". En este punto es frecuenta la aparición de manifestaciones de tres tipos:
1. De carácter psicosomático: alteraciones en el sueño, vómitos, enuresis, erupciones en la piel...
2. De carácter psíquico: agresividad, ansiedad, celos...
3. De carácter afectivo-social: nos podemos encontrar con distintos casos; niños/as que lloran desconsoladamente, otros resignados que no lloran, que solo cumplen órdenes y que participan en la escuela de forma resignada pero en el hogar manifiestan conductas negativas; niños y niñas que se desesperan, otros que manifiestan agresividad, otros que se mantienen aislados, no quieren nada, cerrados en banda, se quedan junto a la puerta y solo preguntan cuándo viene mamá o papá...

   Todas estas manifestaciones son sanas y normales de un conflicto personal. El proceso de adaptación es una conquista, un proceso personal y voluntario.

                     ¿Qué papel tiene el adulto en este proceso?
    Familia y escuela deben garantizar que el ingreso del niño/a a la institución escolar se efectúe de forma natural. Entendiendo este proceso como distinto en cada niño/a. 
La adaptación viene determinada por cómo nosotros, los padres y madres asumimos la separación: nuestros temores, nuestras expectativas, ansiedad, seguridad o inseguridad en la decisión tomada, el grado de confianza en las posibilidades y límites de nuestros hijos/as y las garantías del centro educativo elegido. Estos sentimientos naturales podemos transmitirlos de forma voluntaria o involuntaria a través de nuestras manifestaciones de excesiva preocupación, que son captadas por los niños/as respondiendo a menudo de forma negativa. Si aceptamos de forma negativa o con desconfianza el colegio, si sentimos inseguridad y nuestros hijos perciben estas dudas es más común que sienta gran angustia y el sentimiento de abandono del que os hablaba antes.
   ¿Qué podemos hacer como padres/madres?
Imprescindible que se potencie la comunicación familia-escuela, de forma que confiemos en la escuela nosotros mismos. Los maestros y maestras también deben adaptarse al grupo nuevo y ofrecer ese ambiente de comunicación bidireccional, acercarse de forma individual al niño/as, respetar sus particularidades, sus ritmos, etc. lo cual facilitará la adaptación. 
La autora Mercedes Conde da esta definición de periodo de adaptación:
"Camino o proceso mediante el cual el niño/a va elaborando, desde el punto de vista de los sentimientos, la pérdida o ganancia que le supone la separación hasta llegar voluntariamente a una aceptación interna de la misma". 
Existen unos aspectos muy significativos del periodo de adaptación:
1. El protagonismo del niño/a en dicho proceso.
2. La necesidad de respetar el tiempo que precisa cada niño/a para elaborar y recomponer su mundo afectivo interno.
3. La importancia de favorecer y aceptar todas y cada una de las manifestaciones de este conflicto.
El plan de adaptación no puede ser el mismo para todos ya que los niños/as no tienen el mismo ritmo ni las mismas características.
A veces como madres y padres nos preocupamos más de lo que deberíamos, pero es necesario saber actuar en esta situación. 
¿Y si no se adapta? ¿Cuándo debo preocuparme? 
- Si mi hijo/a entra todos los días llorando al colegio después de dos meses aproximadamente y ese llanto continúa durante gran parte de la mañana. Hay niños que lloran un poco a la entrada y al llegar al aula dejan automáticamente de llorar, en ese caso, es un proceso normal. 
- Si notamos durante mucho tiempo que siente miedo o angustia a la hora de acostarse.
- Detectar si lo que no quiere es ir al colegio o al comedor. Mi hijo mayor en tres años no quería ir al colegio porque no quería ir al comedor. Es una situación muy complicada y difícil de sobrellevar. Acabé quitándolo del comedor, pero también coincidió con la llegada del primer hermanito por lo que probablemente era su forma de llamar nuestra atención. 
- Si presenta muchas reacciones psicosomáticas. 

El periodo de adaptación no siempre es igual en todos los niños y niñas, habrá niños que por su madurez o personalidad se adapten en una semana y otros a los que les llevará más tiempo. Cada niño es distinto y por tanto su adaptación  será distinta. 
Lo que sí es muy importante transmitir seguridad al niño, que sepa con certeza que vas a recogerlo, (son los miedos más claros) que va a estar en un sitio bonito y divertido, que confías en su maestra o maestro.