26 de noviembre de 2021

Viajar sola a Madrid

 Llevo unas semanas muy completas. 
Estuve en Madrid para realizar la carrera Profuturo, una experiencia sin duda, muy distinta y nueva, en muchos sentidos.

Yo que pensaba que no iba a acabar la carrera entera, que iba a abandonar, que iba a asfixiarme o que me iba a recoger la ambulancia... pero.. en 52 minutos la hice. Ya lo sé, no es que llegara de las primeras, pero llegué y eso hizo que me diera cuenta de muchas cosas.

Viajar sola. Es la primera vez que viajo completamente sola y aunque en el momento de sentarme en el AVE me entró un poco de pánico... me calmé y dije "esto es bueno para ti", y aunque tuve un compañero de viaje un tanto imbécil (lo conté en Twitter), llegué allí, con tanta gente en la estación... sabía que tenía que coger un taxi, pero no sabía exactamente dónde estaba la pensión en la que me quedaba y de noche, era todo un poco más complicado. Lo rápido, llamar a la pensión y que me indicaran. 






Una de las librerías más bonitas que conozco









Desvirtualizar a la gente con la que llevas hablando mucho tiempo mola un montón y si además te enseña sitios chulos porque los conoce, ¡mucho mejor! Un ratito muy a gusto. 







Antes de la carrera


Una parada obligada en Starbucks

¡Ciao, Madrid!

Más adelante os contaré sobre un premio muy importante para este blog.

¡Gracias por leerme!



1 de noviembre de 2021

Implícate

La implicación

Hoy dedico un pequeño tramo de mi tiempo (limitado, ya sabéis... igual empiezo a escribir, surge algo y debo dejarlo en borrador un tiempo) a hablar sobre este tema que me está tocando, desde hace un par de meses, muy de cerca. 

Si nos vamos a la definición que nos plantea la RAE, podemos leer lo siguiente:

1. tr. Hacer que alguien se vea enredado o comprometido en un asunto. Intentan implicarme a  para salvarse ellos. Hay varias personas implicadas EN la estafa.

2. tr. Hacer que alguien o algo participe o se interese en un asuntoLa protesta ha conseguido implicar a todos los sectores sociales.

3. tr. Llevar consigo o significar algoUna afirmación que implica su propia negación es una paradoja.

4. tr. p. us. Impedir algoU. m. con neg.

5. prnl. Adquirir el compromiso de participar en algoNo quiere implicarse EN el proyecto.

Quiero que nos centremos en dos de ellas, la número 2 y la número 5.

Desde mi actual situación, en el trabajo y preparando las opos, me veo con esas dos definiciones a diario. Mi cometido, mi compromiso, entendiéndolo así, viene en primer lugar con la definición nº 2. Debo y quiero hacer que alguien (mis alumnos/as, las familias, mis niñas de las opos,...) se interesen en un asunto. Viéndolo desde esta perspectiva puedo pensar que, si no se da la definición del punto 5, es que no estoy haciendo bien mi trabajo. Re-formulo. ¿Qué es lo que estoy haciendo entonces?

Sería un tanto altiva si no pensara que lo primero debe preceder a lo segundo, pero en este caso, la implicación no puede depender de que alguien nos lleve a interesarnos por algo. Sé que me explico como un libro entreabierto, lo sé, soy consciente, pero de lo que vengo aquí a hablar es de que, quien algo quiere, algo le cuesta, que quien la sigue la consigue y que los milagros a Lourdes. 

A lo mejor (quizá, no lo sé) la motivación lleve a la implicación. Por poner un ejemplo, os diré que en casi todas mis clases de oposiciones llevo algún detalle para "sortear" entre ellas (una libreta, un pack de fichas para realizar notas, bolígrafos, etc). Creo que es una forma muy simple y sencilla de "motivar" para que acudan a clase. 

Luego veo la implicación y la no implicación. Por lo que, probablemente, si dejo de hacer sorteos, la implicación ¿bajará o se mantendrá igual? Lo que sí sé es quien muestra interés y por tanto, implicación en todo lo que hace, y eso es algo que no va a un saco roto, sino que al final, acaba rebosando y contagiando de implicación a los demás. 

En el trabajo me he encontrado lo mismo. La cantidad de maestras que han pasado en dos cursos por mi grupo de cinco años ha sido, en su mayoría, (no todas) personas con cero implicación. La implicación conlleva esfuerzos (de todo tipo) y si no nos esforzamos, difícilmente nos vamos a implicar, y quien no se implica, no gana, no recoge frutos y mucho menos se saca una plaza. 

En una escala del 1 al 10
¿cuánto os implicáis en vuestro trabajo?
¿cuántas horas dedicáis a la semana a vuestro sueño? 
¿implicar significa realizar esfuerzos y sacrificios? 
¿estás transmitiendo implicación a los que te rodean? 
Y ahí os dejo esta reflexión que lleva días en mi cabeza (aparte de otros pensamientos también, claro está). 


Implícate



12 de octubre de 2021

Organización en Oposiciones de Educación Infantil

 Ya sabemos casi con seguridad que saldrán plazas para la especialidad de Educación Infantil en junio de 2022. Estamos preparando desde el día 9 de septiembre todo lo que conlleva una Oposición, que si hace tiempo que me seguís, sabéis todo lo que conlleva. La previsión dice que "510". Cuando empecé a preparar a mis niñas, les dije que las plazas eran "1". Porque la realidad es que solo necesitan 1. A mayor plazas, mayor posibilidades claro está. Pero en 2019 las previsiones eran de 325. Que al final aumentaron a 450, por lo que, de 510 podemos llegar a 550 o 600. 

Os dejo aquí un pequeño "resumen" por si os viene bien. 




EDUCACIÓN INFANTIL

¿Qué os parece? ¿Os aclara un poco?
¡Dejadme un comentario!


Desmontando a Valeria

Portada Serie

Comienzo diciendo que no he leído los libros de Elísabet Benavent, por lo que la opinión que aquí desgrano es la que viene referida a la serie de Netflix, Valeria. 

Había oído hablar de los libros de esta autora, y me llamaba mucho la atención, sin embargo no comencé a leer ninguno. En Netflix no paraban de recomendarme la 2ª temporada (yo aún no había visto ni un solo capítulo). Así que decidí ver el primer capítulo para ver si merecía la pena leer algún libro. El tema es que el primer capítulo me gustó, su trama y lo que podía pasar después. Me picaba la curiosidad y comencé a ver el segundo capítulo y me "enganchó".   Lo que me ha gustado de estas temporadas no es la serie en sí, es la fotografía, el escenario y el vestuario. Sí, sí, como leéis. Aunque la historia tiene su "miga", hay demasiados clichés que me chirrían un montón en los personajes:

1. Empezamos por Víctor: venga, el chico es guapetón, vale. Tiene su cosilla, pero... ¿en serio? ¿Se pilla por Valeria? No me lo creo, me cuadra más que se liara con la loca de Lola. Ese chico nos lo presentan en la serie como algo que quizá sea el ideal para las jovencitas de hoy (yo aquí, haciéndome la "supermadura" jajaja) y a lo mejor hay chicos así, (no conozco ninguno ahora mismo, nunca se sabe), pero la realidad es que si existe ese tipo de chicos, son chicos que no sientan la cabeza, y menos por una mujer casada (a lo mejor les va más el morbo, ¿quién sabe?). Que no me convence este chico. Por una parte "me da pena" de que él, con todo lo maravilloso que aparenta ser (en la cama, en la pasta gansa que maneja, en su don de gentes, blah blah) no tenga a una persona a su lado. Pienso que la realidad es que es un poco egoísta (de esos sí conozco algunos) y que lo único que quería era algo que "no podía comprar con dinero". Aunque al final consigue "algo" de lo que quiere. 

2. Adrián: ME encanta Adrián, la gente dice que es un "soso", un "sieso", pero dentro de su sosería, creo que amaba a Valeria más de lo que podría hacerlo nunca Víctor. Quizá no es la persona que más llame la atención en una fiesta, o con la que puedas llevar una vida emocionante, pero a veces, la emoción no depende solo de quien tengas al lado, sino de cómo consigues que esa persona llegue a estar emocionada contigo. Me explico como un libro entrecerrao, lo sé. A mí Adri me transmitía paz, calma, tranquilidad, saber estar, simpatía, seguridad... Y jovencitas, cuando una llega a una edad, se valoran muchos otros aspectos que también son importantes. 


3. Valeria: Valeria es indecisa, se cree madura y no lo es, es una "niñata" disfrazada de mujer, que ha tomado las decisiones que ha querido siempre sin meditarlas (al igual que toma las decisiones sobre la marcha en la serie. El "ahora sí, ahora no, ahora quiero, ahora no..." ¿Por qué, Valeria? ¿Por qué?). Tus "traumas" vienen de la infancia, ya sabemos que somos lo que hemos vivido desde pequeños, pero ¿por qué tomas una decisión tan importante así casi sin pensar? En realidad necesita estar sola para saber lo que quiere, para centrarse. Me llamó la atención (alerta SPOILER) cuando queda con Adri en el café y ella se imagina una cosa que al final es diferente, tengo la sensación de que ahí se da cuenta de que la ha cagado bastante, que no ha pensado en su futuro ni ha visto la vida desde otra perspectiva que no sean los "consejos" de sus amigas... Vamos con ellas. 

4. Lola: no me convence, la veo demasiado exagerada y en el fondo tiene su punto amargo que, aunque le viene de su adolescencia, llega a ser cargante. Me gusta que dice las cosas como las piensa (yo soy muy así) pero al final sufre porque no se la toman en serio. No es de mis personajes favoritos. 
5. Nerea: Nerea le hace falta un "hervor", lo bueno de este personaje es que evoluciona, a mejor y eso me gusta. Va aprendiendo y se abre a los demás. 
6. Carmen: MI favorita. Carmen es genial, me gusta su trabajo, su forma de actuar, su sensibilidad, su cariño hacia las demás, su saber estar, me encantaría tener una amiga como ella. La ropa que lleva en cada capítulo es espectacular, la lleva con mucho estilo (yo soy nula para la moda). Su relación con Borja me recuerda un poco al inicio de la relación que tienen dos de los personajes de la película Love Actually. 

Lo que me ha gustado también mucho son los escenarios, las casas. Me fijo mucho en la decoración de los pisos y creo que tienen un toque maravilloso.  Y hasta aquí puedo seguir contando. Sé que habrá una tercera temporada de Valeria y no sé si la veré o no...
De momento creo que voy a ver otra que se llama "Sexo y Vida" o algo así. 

¿Habéis visto Valeria?


PD: esta entrada lleva en borrador unas semanas, me hubiera gustado sacarla antes pero las circunstancias laborales y personales no han sido del todo las más adecuadas, así que a lo mejor notáis un cambio en el texto a medias xD). 





1 de septiembre de 2021

Volver a empezar... un septiembre atareao

Llega septiembre y llegan los comienzos.

Hace ya muchos años que los meses de septiembre se convierten en los meses de más trabajo físico y mental. Es como poner el contador a 0 y esperar a que llegue junio. Los docentes somos así, no estamos pensando en las vacaciones de navidad, es que directamente nos vamos al 30 de junio, que es cuando acaba nuestro año y paramos (a veces, porque siempre estamos inventando) en verano para recargar pilas.

Hace muchos años tenía un blog, que se llamaba Hay margaritas en mi balcón, un blog que comenzó como vía de escape para aquella recién iniciada maternidad tan distinta a la que me había creado en mis mejores pensamientos. Aquel blog era para mí un blog en el que me mostraba tal y como era, donde soltaba lo que sentía, sin miedo al qué dirán. Este blog, con el que llevo ya varios años, surgió a raíz de ése otro blog, porque me encansillé, de algún modo, en la temática crianza. Repasando un poco el contenido de este blog me he dado cuenta de que el tema maternidad ha ido dando paso a otras temáticas, más centradas en mi profesión y en los libros infantiles. A menudo pienso que debería cerrar este blog y abrir otro, con una temática más definida, pero es que al final, un blog va creciendo contigo. Al igual que tu familia, tu casa, tu persona,... crece, el blog va de forma paralela. 

Llevaba mucho tiempo que mis actualizaciones se limitaban a una reseña de editorial o a un post de opinión. Y sé, de veras que lo sé, puedo hacer mucho más que eso. 

Pero ahí entra la dinámica y la inercia de la vida. Voy avanzando, voy creciendo... pero me dejo el blog atrás. Y no quiero. No quiero porque, en el fondo, sé que esto es un pequeño "legado", para mis descendientes y para quien, de algún modo, pueda leer/descubrir/apuntar algo que le sea útil. 

Tengo un proyecto en mente que sé que llegará a salir, pero también soy consciente de mis limitaciones o, más bien, de mi tiempo real para dedicar a la creación.

Ayer (u hoy, ya no sé ni en qué día estoy y debería) vi que Madresfera ha montado uno de sus famosos carnavales de post. Y gracias. Gracias porque esas acciones hacen que yo esté aquí plantada delante del ordenador (con una mano, que la otra la tengo pachucha) para contaros un poco ese volver a empezar...

Atención a la palabra "volver"... es que me veo hace 10, hace 7, hace 3, hace 2 años... (gracias facebook) en aquellos post en los que hacía ese pequeño comentario "mañana vuelta a la rutina","vuelvo al mismo cole","vuelvo a Málaga",... todo es volver. Y aunque pueda parecer monótono, siento deciros que un maestro/a no se siente así por mucho que repita en el cole, porque, menos mal, nuestros alumnos/as van digievolucionando con nosotros. Y qué bien. Y aunque pasen años y años... cada curso es un volver a empezar. 

Este verano en casa ha sido catastrófico a nivel organizativo (en otros aspectos también, pero quien quiera saber mis mierdas, que me escriba al whatsapp y se pone al día - un abrazo a todos los que saben mis mierdas porque significa que estáis ahí siempre, susquiero-). Volver a empezar en septiembre... va a ser un triple salto mortal sin medalla de oro ni ná. Entre el preadolescente, el mediano y la pequeña (que ya no es tan pequeña, que pasa a primero por diooorrrr) estoy bastante aterrada con la vuelta. Sí, acojoná como quien dice. Porque una es muy organizá, pero cuando te pilla el toro... el toro, la vaca, el caballo y toda la granja de Pepito ía, ía, oh... pues te pilla bien. 

Podría empezar a decir cosas que debería haber hecho, y luego buscar a mi amigo Marty para que me lleve al día 1 de julio para organizar todo este caos (lo abrazo, Mónica, lo abrazo... pero es que no me dan los brazos para sujetarlo). 

Para empezar... los temidos HORARIOS... normalmente no me dan las 9:30 en la cama en verano, pero... será la edad o a saber qué... este verano mi despertador interno, que durante el año se activaba a las 6:10 (mi despertador sonaba en teoría a las 6:16) en verano se ha escacharrao... Totalmente. Nos hemos pegado maratones de ver pelis y series hasta las 3-4 de la madrugada... por lo que estar en pie a las 8... complicado (pocos desayunos en soledad he tenido este verano). Los niños se han despertado de forma escalonada, ahí, para complicar un poco más. El mayor se ve que está en esa época de "necesito dormir porque soy preadolescente" o algo así porque no aparecía por el salón antes de las 10:30/11... Costaba mucho arrancar para cualquier actividad...

Necesitamos un periodo de adaptación que no hemos hecho, así que FATAL.  Menos -1 para mí. 

El ORDEN en casa, caos de nuevo. En verano hice un "merikondo" en la habitación de la niña, pero en la de los niños no he podido/querido. Así que a ver cuando lleguen unos días seguidos me puedo meter en la leonera...

Los Menús... hasta que no sepamos los horarios va a estar complicado.

Actividades extraescolares... BUUUMMMM. A la espera de horarios de: dos conservatorios de música, actividades para la pequeña, catequesis, ... 

A todo ello le sumo que los jueves a partir del día 9 los tengo de 5 a 9 ocupados sí o sí. 

Algo que creo que viene muy bien (y nos va a venir muy bien) es una ayuda extra para la limpieza de la casa, así que es algo que ya tenemos programado y que alivia la carga física y mental de cualquier hogar con ambos trabajando y tres niños... +1 para mí. 

Y podría seguir diciendo más cosas pero... mi tiempo limitado y dedicado al blog se acaba de terminar. 

Seguiremos informando. 

Ceci


26 de agosto de 2021

Algún día no es un día de la semana

Hoy os hablo brevemente de este libro que me ha gustado mucho leer. 
Algún día no es un día de la semana es una novela de Sol Aguirre, una mujer 
que he descubierto hace poco y que lo que escribe, me gusta.

No me gusta destripar el libro porque prefiero que la gente juzgue por sí misma, pero me ha parecido un libro muy bonito, sencillo, rápido de leer, fresco, REAL, cercano, interesante, conmovedor...
Así que ya sabéis, si queréis leerlo buscadlo porque os va a encantar. 



 

23 de agosto de 2021

¿Cómo hacer un supuesto práctico en Educación Infantil?

Este curso ayudo a otras maestras que quieren prepararse para las Oposiciones de Educación Infantil. He elaborado mucho material para esta preparación. 

Esta es una infografía para una de las partes de la primera prueba en el proceso de oposición, el planteamiento de un supuesto práctico. 

¿Sabes cómo hacer un supuesto práctico? Aquí os doy estas ideas. 

En mi perfil de instagram Opomamice iré subiendo este tipo de material. 


¿Qué os parece? ¿Añadiríais algo más?




22 de agosto de 2021

10 ideas para cambiar la Educación

 



    Después de varios meses de ausencia en el blog, me hacía ilusión volver con un tema que me atañe desde dentro desde que comencé mi andadura con el mundo educativo como docente hace ya muchos años. 
    Si has llegado a este post, espero que entiendas que aquí hablo desde mi propia experiencia y desde mis sentimientos. Llevo días "fuera" de las redes sociales porque en ellas veía y sentía que dar una opinión personal es exponerte a que te tachen de algo que no eres o que se tergiversen tus palabras o comentarios. Hay mucho puntillista (y oportunista necesitado/a de casito) en las redes y mucho aburrimiento, que en lugar de aportar con fundamento y realizar críticas constructivas, se dedican a tirar por tierra el trabajo de docente y las opiniones. Muchas veces, esos actos conllevan que la persona que quiere decir algo se detenga en seco y diga: "eh... para qué me voy a meter aquí" y directamente su opinión quede en el vacío de las opiniones constructivas. Que está bien pensar antes de hablar u opinar lo sabemos todos y todas, pero que nos cortamos mucho a la hora de decir algo por miedo, también. Y que esconderse bajo un pseudónimo o avatar es muy fácil, también.

    El mundo educativo es MUY amplio. Es un abanico de colores que enlaza, desde mi punto de vista, al ser humano desde que accede a una escuela infantil (guardería) hasta que la persona abandona el sistema educativo (universidad, FP..) y llega al mundo laboral, siempre y cuando no hayas elegido la profesión más bonita del mundo, que es ser docente, porque si es el caso, jamás de los jamases dejarás de estudiar, aprender y enseñar. 
    Ahora bien, y siempre desde mi humilde experiencia, hay muchas situaciones en el mundo de la educación que creo que son importantes modificar, actualizar o implantar. 
He aquí mis 10 ideas para cambiar la educación:

1. EL SISTEMA DE FORMACIÓN UNIVERSITARIA. 
La formación ha cambiado en los últimos 11 años, cuando me gradué en la universidad, había estudiado 3 cursos, con sus asignaturas troncales, obligatorias y optativas. Desde hace 11 años, la modificación de Diplomatura a Grado, amplió en un curso más la formación.  ¿Qué cambiaría yo de este sistema de formación?  No añadiría más tiempo de formación, sino más PRÁCTICA.   Después de tantos años como docente, la maestra Ceci que comenzó en 2004 unas prácticas de magisterio en un centro educativo, no es la misma que en 2008 cuando comenzó a trabajar ni tampoco ésta última la que siguió en 2017 y ni mucho menos, la maestra que volverá al trabajo en septiembre. Se aprende trabajando en el campo de batalla, a pie de aula. Aún hoy aprendo y seguiré aprendiendo de mis compañeros/as. Desde el principio propondría el acceso al sistema educativo como algo obligatorio. Menos "ideales" y más realidades.  Por ello, creo que desde el primer curso, las prácticas (y me meto ya en rizar el rizo) deberían ser obligatorias y remuneradas, porque, aunque estén aprendiendo, están trabajando. Y ello ayudaría también a que pudiesen mejorar su vida los jóvenes. Que exista un número mínimo de horas remuneradas que deban realizar a lo largo de los cuatro años que tienen que estudiar. Y esto, a la larga, preparará a los docentes a ser mejores. 

2. EL SISTEMA DE ACCESO A LA DOCENCIA Oposiciones
 
De esto podría hablar largo y tendido... pero no lo voy a hacer porque ya os conté mi andadura por esa etapa aquí. Me voy a limitar a decir que el proceso de Oposiciones es un proceso injusto, subjetivo y obsoleto. Para empezar, el temario de Educación Infantil está anticuado. 
   La injusticia de que en un tribunal toque un tema u otro, la realidad de que las personas que examinan muchas veces están ahí en contra de su voluntad porque "les ha tocado en el sorteo" y lo tedioso de la corrección de unos exámenes extensos que no siguen nada más que unos epígrafes oficiales...
   



 ¿Qué cambiaría?
    La elaboración de un temario COMÚN y específico. Que el examen se componga de 200 preguntas tipo test que verdaderamente comprueben que dominas TODOS los temas (evitando eso de "me ha tocado el que me sabía"), que sea más fácil de corregir por los miembros del tribunal, que sea objetivo y se pueda hacer una revisión del examen (actualmente no se pueden hacer revisiones de los exámenes por lo que tengo entendido, puedes ir a reclamar, pero no te enseñarán tu examen corregido para saber en qué has fallado). Después de este examen añadiría un psicotécnico... Señores/as, que trabajamos con material muy delicado como son niños y niñas... Al menos deberían pasarnos un test antes de comenzar a trabajar (después de unos años lo mismo nos salen otros parámetros de habernos vuelto turulatas jajaja).  Y la elaboración de una programación REAL, para un centro concreto y no ponernos a fantasear con lo que haríamos... Y una entrevista, con preguntas reales de casos prácticos reales. Saber defender un caso práctico de verdad, con situaciones reales que se nos dan cada día en los centros educativos. 

3. BUROCRACIA, la JUSTA.

    
Creo que en esto estamos todos y todas de acuerdo, ¿verdad? Si me paso el día rellenando papeles, a veces por triplicado diciendo lo mismo... ¿cuándo enseño? ¿Cuándo dedico tiempo a ese alumno/a que necesita más de mí? Que a mí rellenar documentos no es algo que me disguste, pero sí es verdad que acaba por crear desidia y estrés innecesario. Si quieren "papeles" que contraten a más personal para realizarlo. Que contraten a administrativos para rellenar documentos que a menudo son protocolarios. Vale, que la realidad la conocemos los docentes, pero sigo pensando que hay otras formas de hacerlo. 

  4. LA RATIO. 
  

 Soy totalmente consciente de que en la BAJADA de ratio se encuentra la clave de la mejora de la Educación en este país. Cuando un maestro/a solo no tenga que hacerse cargo de 25 (o 27) alumnos/as de 3 años (o 2 añitos, que algunos cumplen en los últimos meses), disminuyendo la ratio en el primer nivel del segundo ciclo pasando a ser como máximo 12, en 4 años como máximo 15 y en 5 años, 16. Y progresivamente aumentar en primaria... llegando a un máximo de 20 alumnos/as por aula.
    Que bajéis la RATIO, leñe.

5. IGUALDAD... EN TODO.
Hay centros educativos que datan de los años 60-70 y otros de nueva creación. Sin entrar en si esto es algo que importe o no (al final lo que importa es el grupo humano que trabaja dentro) me parece una desigualdad que haya centros de nueva creación con todas las "comodidades" de edificación (ascensores, rampas, accesos, puertas, ventanas, calefacción, zonas comunes, salas de psicomotricidad, gimnasios, bibliotecas... y podría seguir...) y otros en los que hay que estar rogando a la Consejería de Educación que arreglen un socavón, una grieta o un cristal de una puerta roto. Por esto, creo que sería importante que se hiciese un control exhaustivo de las necesidades del centro. Desde que surge una necesidad (una rampa o un ascensor) hasta que se hace real, pueden pasar dos o tres cursos. Mira no. Que hay mucha gente que necesita trabajar y si hay que contratar a 200 albañiles, 100 electricistas, personal de mantenimiento y demás, pues se hace. Si para ello hay que reducir el número de políticos como los tropecientos diputados que hay... pues se hace. Si hay invertir en mejoras de las infraestructuras, se hace. Pero no me hagas "parches", porque eso y nada es casi lo mismo.
6. Enfermería en los centros educativos YA.
  

 
Es algo que llevan pidiendo algunos sindicatos desde hace tiempo y que creo que es TAN importante que me parece absurdo que no sea algo factible de realizar. Enfermero o enfermera en un centro educativo es calidad de vida. Y hay personal suficiente para cubrir todos los centros docentes.
 7. Estabilidad de las plantillas docentes.
  

 Este año, como ya sabéis muchos/as, vuelvo a cambiar de centro. A mi antiguo centro llegarán compañeras/os nuevos y .... vuelta a empezar.
Creo que en el caso de Educación Infantil principalmente, y en muchos casos de Ed. Primaria, los docentes deberían poder estar (si es su deseo, como era mi caso) en el centro hasta que acabase el ciclo (si coges un 3 años pues sigues con ellos hasta 5, aunque seas provisional, aunque seas interino/a). Los niños/as se adaptan muy rápido pero 3 cambios o más en un aula de infantil acaba por ser contraproducente en algunos casos. Si el maestro/a quiere continuar en el centro y lo elige como primera opción, leñe, dejadlo en ese centro que por algo será. Cuando se llega a un centro hay que pasar un periodo de adaptación docente, al equipo directivo, al ciclo, a los compañeros/as, a las instalaciones... Cuando un centro funciona bien y se está a gusto es normal que quieras volver, aunque tengas que hacer más de 100 kms al día...

    8. INVERSIÓN EN TECNOLOGÍAS DE CALIDAD.
¿Recordáis los famosos ultraportátiles que se les dio a los alumnos/as del tercer ciclo hace varios años? ¿Por qué ya no se dan?
Alguien (alguna empresa) se benefició de aquello, pero la realidad es que eran unos ordenadores más bien cutres y a los que no se les podía sacar mucho partido.
¿Qué haría yo? Lo primero es tener personal informático en el centro, eso para empezar, que le sale muy barato a la Junta que el docente o la docente que es un hacha en las nuevas tecnologías les saque las castañas del fuego, y ya luego, cuando sobrepasa nuestra capacidad, entonces llamar al técnico. Mira, no. Ponéis a un informático/a en el centro 3 h diarias, pagadas con el dinero destinado a Educación, que sí que hay, y si no, pues lo recortáis de otras chorradas...
Luego fomentaría la creación de un Aula Digital Permanente (ADP, venga, que sé que os gustan las siglas para todo -esto no existe que yo sepa eh-) en la que se use material de tecnología avanzada, con especialistas que enseñen a usarlos y a sacar fruto de ello.

9. Bibliotecas escolares de calidad.
  
 
¿Os creíais que iba a dejar yo de hablar de Bibliotecas? Pues no. Y, sin quitar la importancia que tiene la labor de los Bibliotecarios/as de los centros (me incluyo, por supuesto), sí que creo que es importante que haya un personal cualificado desde la administración para cada centro educativo, que la Biblioteca sea un lugar abierto y que se le dé la importancia que tiene para el fomento de la lectura. Me refiero a las tareas de mantenimiento del catálogo, de petición de libros, etc. Es un trabajo ingente que con tres horas a la semana que se da a la persona que coordina el proyecto, se ven cortas.
10. Patios inclusivos.
Siguiendo la labor educativa que hace la gran maestra gallega Elvira en su blog, ya no es solo cambiar infraestructuras como os comentaba antes, es cambiar el concepto de patios. En su blog podéis leer cómo empezar a hacer esta teoría realidad.
¿Qué os parece? Soy muy utópica... ¿o creéis que algo así es posible?
Hace unos meses escribí a la Consejería de Educación planteándole algunas cuestiones... y me contestaron a los pocos días esto: (Atención que no pusieron ni mi nombre bien...)

Gabinete del Presidente <gabinete.presidente@juntadeandalucia.es>
Jue 27/05/2021 16:31
  •  Usted

 

Estimada Celia,

 

Acusamos recibo de su escrito dirigido al Presidente de la Junta de Andalucía.

Tras dar traslado del mismo a la Consejería de Educación y Deporte, así como realizar las gestiones oportunas, desde dicha Consejería,  nos informan que,  la bajada de ratio/aula es una cuestión que se está tratando desde que llegamos al Gobierno, pero no es la principal para que un sistema educativo funcione. En la medida de nuestras posibilidades, estamos bajando ratio ya en la etapa de Infantil y en Primaria. Pero para hacer ese descenso que indica, primero se tiene que hacer desde legislación marco de origen nacional.

Nosotros, como Gobierno, hemos pedido al Ministerio de Educación que se comprometa en la legislación y con fondos porque bajar la ratio a la mitad supone una inversión de miles de millones de euros. Además, como sabe, nuestro compromiso está siendo aumentar el número de docentes y no docentes para mejorar la calidad educativa. Solo este curso se han aumentado en 10.000 profesionales los recursos humanos con una inversión de la Junta que supera los 740 millones de euros.

En cuanto al acceso a la función docente, creemos en un acceso mucho más justo no sólo por el cambio de temario sino que apostamos por un DIR docente (como el MIR de los médicos). Unos cambios que ya hemos planteados a los rectores nacionales y a los que esperamos que el Ministerio sea sensible.

Esperando que esta información le haya sido de utilidad, reciba un cordial saludo.

Atentamente,

 

 



¿Qué otras ideas planteas tú, maestro/a?
¿Crees que podemos cambiar la educación de este país?
Deja tu comentario y comparte tu experiencia, compartir es vivir.



Lista de cosas necesarias para ir de camping [con niños pequeños]

Aviso que va a ser un post bastante largo...          Cuando éramos pequeñas mi madre y mi padre nos dieron uno de los mayores regalos q...

Sígueme en Twitter