10 de octubre de 2016

Si mis abuelas hicieran la compra hoy I

___________________Llevo desde verano intentando hacer esta entrada_______________________

       Septiembre es un mes muy complicado, completo y bastante agotador. Hemos creado una pequeña rutina y las mañanas están siendo más llevaderas. Me propuse como objetivo no ser una mamá gritona y lo he conseguido. El secreto está en las pautas que escribí aquí y que está claro que cuando alguna falla se desestabiliza bastante.
Una de las tareas que lleva mucho tiempo a una familia es la compra. Yo tengo claro una cosa: prohibido ir en familia a comprar. 

Sí, sí, como lo estás leyendo.

Si acaso ir uno de los dos con uno de los hijos, pero mi experiencia de ir japifamily a hacer la compra... como que no. 
Una y no más. ¿Por qué hacer sufrir a nuestros peques con algo tan tedioso para ellos? (Os hablo de una compra grande, no de comprar "tres habíos") ¿Es necesario tener a los niños correteando por el centro comercial? ¿No es mejor que corran por un parque?  Nuestra experiencia es que no hay necesidad de hacer la compra juntos en familia cuando tienes niños pequeñitos, se cansan, se molestan... No es algo productivo para ellos. En cambio para los padres/madres cuando vamos con los niños nos estresamos más, tardamos el triple, compramos caprichos... Creo que no sale rentable por ninguna de las partes. También os digo que a mi marido y a mí nos gusta ir en familia a todas partes, pero después de las experiencias con el día de la compra... hemos optado por la opción de ir uno solo y el otro se queda con los niños en casa. 
Si acaso llevamos a uno de los dos niños, pero algunas veces acaban cansados y molestando. 
Aquí donde vivimos tenemos cerca varios supermercados y grandes centros comerciales, principalmente nos gusta mucho Mercadona (el precio es el más barato), Hipercor y Carrefour. Cerca tenemos la Plaza (Día) y Carrefour Expres, además panadería cerca, herboristerías, etc. 

La tarea de la compra ha cambiado mucho desde que nuestras madres hacían la compra y ya no os digo desde que mis abuelas hacían la compra... Esas cestas de mimbre o esparto, esos ultramarinos... Esa forma de economizar y reciclar, esa manera de no generar tanta basura... de eso hay ya muy poco. ¿Qué dirían mis abuelas sobre la forma de compra de hoy?

El caso es que me voy a quejar un rato. ¿Habéis visto los precios? ¿Sois conscientes de lo que cuesta una manzana, dos plátanos o un cuarto de jamón cocido? Pues yo no os puedo decir exactamente lo que cuesta una manzana ni un plátano... te puedo decir donde está en general la fruta más barata y de mejor calidad, o dónde está la carne mejor, pero cuánto cuesta algo exactamente... Pues no. Y esto hace que me plantee muchas cosas. Lo primero y a lo que voy a dedicar este post es a la temida lista de la compra.... 

La lista
¿Hacéis lista de la compra? ¿Cómo la hacéis? ¿Un papelillo que pillas por ahí, un cuaderno imantado que pegas en el frigorífico, una lista en keep? 
Lista encontrada en un carrito de la compra (no sé yo si el acuario se refería a la bebida o a otra cosa...)


Nosotros llevamos ya bastante tiempo haciéndola de la siguiente forma: en nuestro corcho tenemos una pizarra blanca no muy grande y ahí vamos escribiendo lo que se va gastando. Cuando toca hacer la compra revisamos y le hacemos una foto. Luego borrar y vuelta a empezar. Para hacer la compra se suele sacar el móvil, en vez de ir con el "dichoso papelito" solo echas un ojo a la última foto y ya está. 
Dejé de hacer lista en papeles porque la situación al final era la siguiente: mi bolso empezaba a ser un saco de reciclaje más que un bolso. La verdad es que es bastante cómodo apuntarlo en la pizarra y luego ver la foto. Después borras la foto y ya está... adiós a los papelillos! 

Hoy día tenemos tanta prisa para cualquier cosa, que todo es correr de un lado para otro, vamos acelerados, sin tiempo de pararnos a pensar a veces ni lo que compramos ni de dónde viene lo que compramos... No sé, si os fijáis de dónde vienen algunas verduras o frutas os sorprenderíais... suelo optar por comprar producto nacional pero a veces ni si quiera hay disponibilidad o suele ser bastante más caro...
Más adelante haré otra entrada para hablar sobre el precio de la compra... Los descuentos que ofrecen algunos supermercados y algunos truquillos para no comprar irresponsablemente. 

¡Saludos!
Mami C. 

2 comentarios:

  1. Me parece muy bien y para la compra semanal lo mejor es hacer el menú de la semana y centrarte solo en lo que necesitas para ello. Haciendo el menú semanal y no día a día organizas mejor el meter variedad.
    Yo llevo muchos años haciéndolo y es estupendo no estar pensando cada día que voy a guisar. Y si guardas los menús los puedes ir poniendo en distintas semanas.
    Son consejos de una abuela.

    ResponderEliminar
  2. Mi hermana y mi cuñado usan Keep. Y, por lo que me ha contado, es bastante práctico. Yo, como no tengo con quien hacer listas, pues... no lo uso mucho, la verdad. Pero yo creo que te resultaría práctico por cómo dices que haces tu lista de la compra y por lo de ir los dos por separado a comprar.

    Te explico un poco por si te pasa como a mí que no lo sabía. Según parece, Keep te deja no sólo hacer listas sino también compartirlas con quien tú quieras. Entonces digamos que podéis ir los dos escribiendo y tachando ahí a tiempo real según vais echando en falta cosas y según vais comprando cosas. Así los dos estais "actualizados" en todo momento. El otro apunta algo y te sale a ti también. Que a lo mejor pasas sin proponértelo por la tienda y aprovechas para comprarlo, pues lo tachas y ya el otro sabe que lo has comprado tú y que no tiene que comprarlo él. Asi evitas también comprar las cosas dos veces. O no atreverte a comprarlo tú por si acaso el otro lo ha comprado ya cuando ha ido a tal sitio (y al final unos por otros y la casa sin barrer)

    En cuanto a lo que comentas, sinceramente creo que es lo más sensato. Por los niños, por vosotros y hasta por los demás, a veces. Porque es lo que dices, los críos suelen cansarse y cuando se cansan se empiezan a poner patosos. Y hay niños patosos y niños patosos... y padres y padres... Seguro que sabes a qué me refiero... La única forma que se me ocurre para tenerlos entretenidos en el super (si saben ya leer, claro) es proponerles que te ayuden como un "juego". Les das la lista y tienen que encontrar lo que necesitas (guiándoles tú por las calles, claro) :P. No obstante... es más que probable que sucumban a los antojos de todas formas xD. A menos que les propongas un sólo antojo como recompensa si son capaces de "comprar" sólo lo que viene en la lista, si "fallan" echando otra cosa que no viene en el papel al carro, "pierden" xD. Y pierden lo que han echado y la recompensa final por haberlo hecho bien jajajajaja. Pero vamos... creo que será mucho más fácil dejarlos jugando :D

    Besitos ^^

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy importante para mí ¡gracias por comentar!