6 de julio de 2016

Mi morenazo de la playa

Esta entrada va dedicada a las mamis.


Queridas mamis: sabéis la diferencia entre ir a la playa con niños y sin niños ¿verdad?

Yo lo he notado en dos aspectos (importantes o no)...
1. Mi bronceado
2. Mis lecturas

En el primer punto tengo que decir que no tengo un bronceado "en condiciones" desde hace más de 7 años. Cuando estás embarazada intentas evitar todo el sol que puedas, en mi caso gracias a eso, no me han salido muchas manchas en la piel (y eso que mis tres embarazos han pillado verano de pleno) y menos en la cara. Cuando ya tienes niños tu foco de cremas se dirige exclusivamente a ellos (ya ni al marido le llegas a poner crema) y al final acabas poniéndote crema como puedes, no te colocas los tirantes para que no se quede marca y tus piernas presentan manchas blancas o manos de los niños .... Un desastre total.

Un libro a la playa... en mi caso es como llevarse un abanico al Polo Norte. Ni lo vas a usar y encima ocupa espacio. Pues ahí que fui yo con mi libro (28 días, de D. Safier)... ilusa de mí, metidito en su bolsa de libros para que no se estropeara y poder sentarme a leer aunque fueran 10 páginas... JA... ni pude sacar el libro.


¿A qué conclusiones llego?

  • En cuanto al morenazo que pillo cada verano... ¿qué hacer? Unas posibles soluciones estarían por ejemplo:

- Ponerme crema ANTES de salir de casa (algo factible pero complicado porque entonces se "tarda" más)
- Ponerle crema a los niños en casa (lo he hecho alguna vez pero luego al rato tienes que repetir la operación)
- Comprarme un bañador o bikini sin tirantes (algo poco realista debido a las dimensiones de lo que hay que sostener)
- Estar pendiente de colocarme las tirantas de manera que no me dejen mucha marca.


  • Libros en la playa+niños pequeños... mala combinación. Aceptación y resignación, además de adaptación... ¿que no puedo leer? Pues me siento en la arena y que los niños me entierren en la orilla. Lo pasaron genial y yo me divertí mucho viendo lo felices que estaban los dos echándome tierra por todas partes. Luego al agua y a soltar arena. 



Quería aprovechar esta entrada también para recordarme a mí misma lo importante que es protegerse del sol. Quizá es algo que antes no teníamos tan en cuenta (a mí de niña me ponían mi crema nivea de toda la vida sin factor 12,20 o 50) hace varios años, y que no somos conscientes de que el sol cada vez hace más daño a nuestra piel. Cuando era adolescente apenas me ponía crema, y si me quemaba pues mejor, ahí tenía mis pellejillos para arrancar, me iba a veces sin sombrilla, poco hidratada... Algo que me sería impensable ahora mismo.
A los niños los llevo prácticamente siempre con camiseta para el sol y el agua, crema, gorra, agua y sombrillas con factor.

Si queréis información buena sobre este tema recomiendo que os paséis por aquí:



Y vosotras... ¿cómo lleváis eso de no leer en la playa y no lucir un morenazo perfecto de verdad? (Digo yo que alguna mami habrá que sea capaz de conseguir un bronceado ideal...
¡que nos lo cuente!)


Primera vez que A.C. tocaba la arena de la playa


2 comentarios:

  1. Haces bien tomando tantas precauciones con ellos. A mí ya el sol me da cada vez más miedo. Evito ir a la playa por las mañanas. Prefiero ir por las tardes. Salgo de mi casa sobre las 17.30 hs. y llego a la playa a las 18.00-18.30 hs. para meterme en el agua del tirón (mayormente para que me dé tiempo a secarme cuando salga). En remojo me llevo como una horita (o lo que dicte el nivel de "chuchurrimiento" de mis dedos xD y la paliza que me estén dando o no las olas xD) y ya luego me salgo sobre las 19.00 hs. más o menos. Y a esa hora se está perfect. Porque hace calor, pero ya no pega tan fuerte. Te quedas allí hasta las 20.30-21.00 hs. y para mí es más que suficiente.

    Aunque este año la playa la he pisado bien poquito. No creo que haya llegado a los diez días. Este verano nos está azotando el levante pero bien, vamos. Así que lo de ir a la playa... está complicao... Pero bueno... qué se le va a hacer...

    En relación a lo de las cremas, creo que, aunque tardaras un poquillo más, deberías intentar ponerte la crema antes de salir de casa. Y a los críos en realidad también. Dicen (que no sé si es cierto o no) que las cremas hay que ponerlas precisamente antes de salir aunque después allí repitas la operación las veces que sean necesarias. Pero se supone, que yo le encuentro sentido, que es para que al cuerpo le dé tiemo a absorber la crema y cuando llegues a la playa ya estés "protegida". Si llegas a la playa y empiezas a ponerte crema después te pasa como a ti, que te la pones de aquella manera o te la pones para dejarla en el agua xD. Yo procuro ponérmela siempre antes de salir para que, por lo menos, esa "primera base" la lleve bien puesta xD. Y ya luego allí si me noto que me está picando el sol me echo otra buena "ración" xD. Pero vamos que... entre las pocas veces que he "lucío palmito" este año en la playa que, cuando voy, me suelo meter debajo de la sombrilla y que me pongo crema de factor 50... mi "moreno" deja mucho que desear xD. Pero no me importa, la verdad. Porque pienso que ahora lo hago bien y no cometiendo las imprudencias de antes (que me daba igual el sol, no me ponía crema porque no me quemaba y me pasaba las horas tumbá cual bacalao...). Ahora disfruto de la playa, del verano y del sol, pero creo que de forma más prudente y sensata :D

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, prudente y sensata. Exacto, yo antes me iba sin echarme crema y sin sombrilla... vamos, un desastre que aunque yo soy de piel morena y se supone que tengo un poco más de defensa, para nada. No tengo muchos lunares, de hecho los que tengo me han salido en estos últimos años exceptuando los 6 o 7 que tenía (pero muy pequeños). Este año nosotros hemos ido a la playa pero tampoco ha sido tanto. El ir con tres se complica un poco, pero los días que hemos ido han sido muy buenos, agua limpia, de buena temperatura, sin vientos molestos... :)

      Eliminar

Tu comentario es muy importante para mí ¡gracias por comentar!